Cómo Evitar Un Cortocircuito

Los cortocircuitos son un tipo importante de accidentes eléctricos que pueden causar daños graves a tu sistema eléctrico. Ocurren cuando un camino de baja resistencia que no es adecuado para transportar electricidad recibe una corriente eléctrica de alto volumen. En términos más sencillos, los cortocircuitos ocurren cuando un cable caliente toca un objeto conductor que no se supone que lo haga. Sigue leyendo y aprende qué es, y cómo evitar un cortocircuito para prevenir, daños e incendios.

El resultado de un cortocircuito puede ser un daño en algún aparato, una descarga eléctrica o incluso un incendio. Y si no se toman medidas preventivas contra los cortocircuitos, sólo se aumenta el riesgo de que se produzcan estas situaciones.  Es importante practicar formas de prevenir cortocircuitos.

Cómo evitar un cortocircuito

Para evitar los cortocircuitos, primero hay que entender qué son. Un cortocircuito se define técnicamente como una trayectoria accidental de baja resistencia, que pasa una cantidad anormalmente alta de corriente. Sucede cuando la resistencia de un circuito (o de una parte del circuito) cae a cero. En una vivienda, los cortocircuitos suelen ser causados por aislamiento roto (que permite el contacto entre los cables donde no debería ocurrir), cableado inadecuado o sobrecarga.

La electricidad es fenomenal enciende casi todo lo que hay en tu casa, desde bombillas y electrodomésticos hasta tu televisor. A menudo nos olvidamos de cuánto dependemos de la electricidad hasta que un cortocircuito o una noche de tormenta derriba una línea eléctrica y te quedas en la oscuridad.

Los electricistas deben pasar por un riguroso aprendizaje por una razón: un cableado defectuoso o mal instalado puede suponer un gran problema. Como todos sabemos, la energía eléctrica funciona en un circuito.

Si por alguna razón ese circuito se interrumpe permitiendo que una corriente viaje por un camino no intencionado que se llama cortocircuito. En situaciones de alta potencia, esto puede producir resultados catastróficos. Alrededor de una casa un cortocircuito puede ser peligroso, por no hablar de los daños a sus electrodomésticos y aparatos electrónicos. La causa más común de un cortocircuito en el hogar es el aislamiento desgastado alrededor de los cables que permite el contacto donde no debería ocurrir.

Pasos para evitar un cortocircuito

Tú puedes reducir el riesgo de daños a tus aparatos electrónicos utilizando algunos métodos muy simples pero efectivos.

1. Intenta desenchufar el sistema electrónico cuando no esté en uso.

Muchos de tus aparatos electrónicos siguen usando energía incluso cuando los has apagado. ¿Has notado que incluso cuando apagas tu videograbadora (si es que aún tienes una) o tu reproductor de DVD, una luz o un reloj siguen encendidos? Esto significa que siguen usando energía aunque el dispositivo esté apagado probablemente el 95 por ciento del tiempo. Lo mismo ocurre con tu computadora. Incluso en el modo de espera, si hay una luz visible en tu ordenador, significa que sigue utilizando la energía eléctrica.

2. Examinar los cables

Cuando llegue la hora de la noche de películas, tómate tu tiempo para examinar el cable de alimentación y busca grietas, especialmente en el lugar donde el cable entra en los enchufes. Este es un lugar común para que ocurran cortocircuitos. Las casas viejas son especialmente propensas a fallas eléctricas.

3. Asegúrate de tener tomacorrientes con conexión a tierra

Es una forma económica de reducir los riesgos, especialmente cuando se trata de aparatos que desarrollan un cortocircuito interno. Eventualmente, todas las casas viejas necesitarán tener un cableado eléctrico actualizado para evitar problemas potenciales.

4. Revisa los electrodomésticos antes de usarlos

Al igual que con los tomacorrientes, también deberás revisar tus electrodomésticos antes de enchufarlos. Los cortocircuitos también pueden ser causados por un cableado o circuitería defectuosa del propio aparato. Antes de cada uso, revisa los electrodomésticos en busca de estos signos:

  • Cables, carcasas o alambres dañados.
  • Varias grietas en el aparato.
  • El aparato tiene circuitos expuestos.

Si se aplica cualquiera de estos signos, es recomendable que te deshagas de tu aparato, que lo dejes de usar o que lo repare un profesional.

5. Reduce el uso de electricidad durante las tormentas

Una de las formas más peligrosas en que puede producirse un cortocircuito es mediante un rayo, ya que la abrumadora cantidad de electricidad puede provocar daños graves. Recomendamos que reduzcas el uso de electricidad durante una tormenta eléctrica a lo estrictamente necesario. Esto no sólo ayudará a evitar que ocurran cortocircuitos durante una tormenta, sino que también ayuda a disminuir el daño si se produce una sobretensión.

6. Realiza el mantenimiento básico de los interruptores automáticos

Tu sistema eléctrico tiene protección contra cortocircuitos, que son los disyuntores. Estos componentes ubicados en su panel eléctrico se apagan cuando las corrientes eléctricas se consideran inestables, y cada uno de ellos está conectado a un circuito diferente. Te recomendamos que practiques un poco de mantenimiento básico de los interruptores para ayudar a asegurar su funcionamiento. A continuación te ofrecemos algunos consejos:

  • Revisa cada disyuntor en busca de daños, grietas o accesorios sueltos.
  • Debes saber qué circuito controla cada interruptor. Recomendamos el uso de un localizador de interruptores automáticos.
  • Limpia cualquier mancha de suciedad o manchas en el interruptor y en el panel (sólo usa un paño seco para esto).

7. Auditoría profesional

Si eres un propietario que se toma en serio la seguridad y la eficiencia energética de tu hogar, una auditoría de la energía de tu hogar te proporcionará información sobre dónde y cómo se está perdiendo energía en tu casa y qué sistemas eléctricos están funcionando de manera ineficiente o pueden ser peligrosos.

Cómo prevenir un cortocircuito
Cómo prevenir un cortocircuito

¿Cómo protegerse de cortocircuitos?

Hay una serie de acciones o trabajos adicionales que puedes realizar en tu hogar para protegerte de los cortocircuitos:

1. Instala fusibles:

Los fusibles interrumpen el flujo de corriente cuando aumenta más allá de la cantidad para la que el circuito fue diseñado, previniendo así un cortocircuito. Por lo tanto, la instalación de fusibles es una buena manera de evitar cortocircuitos y todos los daños que podría ocasionar.

2. Instala interruptores magnetotérmicos:

Estos interruptores son similares a los fusibles en que también previenen las sobretensiones. Controlan la carga de corriente de forma continua e interrumpen la alimentación eléctrica cuando ésta aumenta por encima de un límite designado, evitando así los cortocircuitos.

3. Ten enchufes conectados a tierra:

Tener tomacorrientes con conexión a tierra también puede prevenir cortocircuitos, especialmente si los conecta a dispositivos que desarrollan un cortocircuito interno.

Consejos finales

  • Mantén las líneas eléctricas y de tierra muy alejadas unas de otras. Un cortocircuito entre la corriente y la tierra impedirá que un circuito funcione e incluso puede provocar que la batería de varios aparatos se caliente.
  • Usa un probador de continuidad de carga para verificar si hay cortocircuitos en cualquier circuito. El medidor emitirá un sonido en cualquier momento en que las dos sondas estén conectadas eléctricamente.
  • Pon una sonda en marcha y otra en tierra. ¡No debería haber ningún pitido!
  • Comprueba si hay cortocircuitos en tu circuito después de terminar cada una de las rutas de tu circuito. De esta manera, si descubres un problema, sabrás la ubicación probable del circuito de hilo/cortocircuito perdido.
  • Recuerda que saber cómo evitar un cortocircuito es muy importante, y que el conjunto de electrodomésticos en tu hogar y las líneas de electricidad forman parte de un gran circuito eléctrico.

TAMBIÉN PODRIA INTERESARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba