¿Qué Es Un Termómetro De Cristal Líquido Y Para Qué Sirve?

El mercurio es un elemento interno que tienen los termómetros de mercurio, su problema es que es tóxico, por la misma razón existen una variedad de instrumentos para medir la temperatura que se pueden usar sin la necesidad de arriesgarse con este peligroso elemento, uno de ellos es el termómetro de cristal líquido que veremos a continuación.

El mismo usa para su utilización cristales líquidos termocrómicos, para lo cual se debe tomar en cuenta lo siguiente:

Índice()

    ¿Qué son los cristales líquidos?

    El cristal líquido es el resultado de variar la presión y temperatura en un cristal de manera apropiada para producir esta fase específica, es decir, corresponde a un estado de la materia entre un cristal sólido y un líquido.

    Debido a que tiene la propiedad de un líquido las moléculas internas pueden moverse de manera independiente, aún así como también tiene la propiedad de un sólido las moléculas se las arreglan para ordenarse de alguna manera.

    ¿Qué significa el término termocrómico?

    Se refiere a la capacidad que tiene cualquier sustancia o materia para cambiar de color con cambios de la temperatura.

    ¿Qué son los cristales líquidos termocrómicos?

    Según lo visto anteriormente se puede decir que representan a una sustancia que se encuentra en un estado correspondiente al que está entre un cristal sólido y un líquido y que ademas tienen la capacidad de cambiar de color con cambios de la temperatura, pudiendo ser los colores rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul y morado.

    ¿Cómo es un termómetro de cristal líquido?

    En la siguiente imagen se puede observar la forma de un termómetro de cristal líquido usado para medir la temperatura corporal.

    Termómetro de cristal líquido
    Termómetro de cristal líquido

    Como se puede observar se compone de varios trozos de cristal líquido que se insertan en una tira de plástico la cual es flexible y puede ser o no adhesiva.

    Cada trozo de cristal líquido corresponde a una temperatura específica, en este caso, nos valemos de una escala que va desde los 35 ° hasta los 40 ° en grados centígrados y desde los 95 ° hasta los 104 ° en grados fahrenheit. En la imagen anterior tenemos 6 trozos de cristal líquido que corresponden a las 6 temperaturas respectivas.

    El termómetro de cristal líquido que se mostró anteriormente no es adhesivo para lo cual la persona tiene que sostenerlo con sus dedos en los extremos de la tira, tal y como se muestra en la figura. Además se puede notar que el color visible es el verde, el cual indica que la temperatura de la persona es de 37 °C.

    ¿Cómo se mide la temperatura corporal con un termómetro de cristal líquido?

    Para el caso de un termómetro para la frente, lo primero que se hace es fijarlo en la misma con los dedos colocados en los extremos, esperar alrededor de 15 segundos, observar el color correspondiente, lo cual se hace mientras el termómetro está en la frente y listo se tiene la temperatura.

    Debe dejarse en la frente mientras se toma la temperatura porque los cristales líquidos son sensibles a los cambios de temperatura, por lo que al retirarlo del cuerpo podría rápidamente cambiar de color y mostrar una temperatura incorrecta, debido de que vemos su rápido tiempo de operación el cual es de alrededor 15 segundos.

    Se puede notar la facilidad que tiene el termómetro para la frente a la hora de tomar la temperatura de una persona, por lo tanto, es ideal para usarlos en niños, personas postoperatorias y en cuarentena.

    Es importante mencionar que el color de los cristales líquidos a la hora de tomar la temperatura no necesariamente tiene que ser verde, también puede ser azul o marrón, para lo cual se sumará y se restará 0.5 °C respectivamente al valor medido, como corrección de la lectura.

    Si el color en un cristal líquido específico es verde, se tiene entonces la temperatura exacta. Cuenta con una precisión entre +/- 1 °C.

    Termómetro de cristal líquido ambiental

    También existen los termómetros de cristales líquidos ambientales, los cuales se utilizan para tener un control de la temperatura ambiental, cuentan con una escala que está entre los -20 °C y los 90 °C. Se pueden colocar por habitación puesto que cada una puede contar con su propia temperatura.

    Otras aplicaciones de los termómetros de cristal líquido

    Los termómetros también se usan para determinar el flujo de calor. Un flujo de calor puede darse por conducción, convección y radiación, es decir, un aumento de temperatura puede deberse a una conducción de calor.

    Esto sucede entre el contacto de cuerpos, a la convección cuando se dirige un fluido para transportar calor a otro, y radiación cuando los cuerpos circundantes emiten energía propagándola a través del espacio por medios de ondas electromagnéticas. También realizan mediciones de la temperatura del aire en laboratorios químicos o cervecerías.

    Existe una configuración atractiva de los termómetros de cristal líquido la cual es una tira de plástico adhesiva, la misma debido a que es flexible puede ser colocada en la superficie exterior de botellas o equipos de laboratorio, para indicar que la temperatura es la correcta.

    Son bastante utilizados en estos aspectos debido a su fácil manejo además de que cuentan con medidas bastante precisas pudiendo contar con una resolución de hasta 0,1 °C.

    En caso de que se necesite medir temperaturas mucho más precisas se pueden utilizar otro tipo de termómetros, sin embargo, los termómetros de cristal líquido son adecuados para aplicaciones en los que un proceso específico deba mantenerse en un rango específico de temperatura.

    Asimismo son usados en peceras, biberones y para medir la temperatura en bañeras de bebés. Los termómetros de cristal líquido son llamativos gracias a su gran rango de temperaturas y a su bajo costo, lo que le permite ser utilizado en procesos médicos y de fabricación.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir